lunes, 25 de agosto de 2008

Somos el pasajero que sin motivo se sentó a nuestro lado en el bus

Soy los poetas que pasan a diario, los que mendigan, los que sollozan, los que no saludan y sólo levantan un dedo y creen que les serviremos y les servimos, les preparamos el té. Disfruto mis tardes con el amante de Sade y reconozco en sus ojos un tango o un rap. Y estamos en la ruta donde permanecemos unidos, la misma que ignorábamos seguir...

Ahora conocemos el paisaje, nos sabemos de memoria los pinos. (Es esta la historia de dos fugitivos, un hombre y una mujer que pierden el equilibrio).

"Esta soy" dije.

"Esta soy" repetí.

Y hoy te miro pasajero lluvioso, aquí estás, este sos.

miércoles, 10 de enero de 2007

Una vida "Best Seller"

"Ahora que casi siempre tengo ganas de trepar a tu ventana y quitarme el antifaz".
J. Sabina


Tengo una vida de novela dice la gente. Claro, una novela es una historia. Todos tenemos una historia; podríamos escribirla. Pero vamos al producto, es decir el elemento "diferenciador", ¿qué hace de nuestra vida de novela una novela Best Seller?

Creo en las personas auténticas, en las consecuentes consigo mismas, en los artistas, los soñadores, los rebeldes, quienes no temen a la opinión pública, los que "ante el frío se quietan la camisa, se comen el hielo" como dijo Dennis. Creo en quien habla del hambre porque ha pasado muchos días sin comer, quien habla de la cárcel porque ha estado adentro, porque ha tenido un familiar, porque tiene amigos, porque es sensible... (no en "expertos" que brindan soluciones basadas en estadísticas penitenciarias y jamás han puesto un pie ahí para convivir con sus problemas; tan solo la mano para recibir salarios máximos (que pagan la confección de panfletos y viajes internacionales para dictar conferencias) ).

Una novela Best Seller no tiene que ser bonita, romántica o con final feliz, sino real, sencilla, profunda. Se ríe cuando se debe reir, se llora, se disfruta; de eso se trata. Vale más comerse el universo completo que andar desperdigado recogiendo migajas. Apostar, perder, ganar, arriesgarse, defender su posición, su oposición, sus preferencias sexuales, sus ideales.

Una vida Best Seller a la que no le importe si la compran o no.

martes, 9 de enero de 2007

Poemas desde la cárcel

Ahora…


Desde la húmeda cueva
jadeante y sudoroso
veo el rayo de luz reflejado
en la pared.
Una solitaria florcilla
pide a gritos que la mire.
A mi izquierda
una estatua italiana
mira al piso,
quizá imaginando a Tyson
recibiendo un gancho
de Rubén Darío.
Y yo,
silente
testigo de todo eso…
solo silente
sigo testigo.

Tachi





Poesía



La esencia de la vida en la cual lo que se supone importante no tiene ningún valor, realiza procesos biológicos, tan sutiles pero normales como meseta de la psicología,
y la poesía,
que a través de cada viernes construyen un castillo sólido, como el más antiguo de ellos, con el cual forman diferentes tipos de las más grandes amistades, puras, sinceras, desinteresadas, que se puedan comprobar.

Perezoso Mental



Viernes


Son apenas las 5: 45 a.m. y un policía golpea dos veces mi cama. Tengo que levantarme a un recuento de rutina. ¡Cárcel! Maldita cárcel que nos pesa como un demonio en nuestro trapecio y que empieza a carcomernos apenas abrimos los ojos y nos recuerda este sufrimiento que llevamos cargando –algunos como yo- desde hace diez años.
¿Duro? Sí es duro. Algunos se adaptan a este ambiente maldito y mal oliente de la cárcel. Tengo que dirigirme al comedor donde nos reúnen a todos para contarnos y darnos el desayuno. ¡Qué desayuno más feo! Pero en fin –Gracias a Dios- ya es viernes y la semana se ha ido. Una semana más o una semana menos -como sea- me da igual, todavía me quedan diez años más…
Si saldré vivo o muerto –no lo sé- es algo con lo que se juega aquí todos los días. Que nos maten no importa, lo feo es que de una puñalada te dejen paralítico o como un vegetal. ¡Qué Dios nos proteja en esta miserable selva! Todo vale, menos lo que pienses o quieras decir. Tu opinión no importa, para el político eres sólo un animal que delinquió y tienes que pagar con tortura…

Poesía: palabra que te hace vulnerable a no poder resistir todas las trampas que te pone cupido, título para entrar a flirtear o juguetear con el amor. Tardes de viernes, días de recordar que puedo vivir en sociedad.

Roy



Ranadas


Un día de verano se reunieron dos ranas, La Rana René y Renacuajo. Estaban a la orilla de una acequia de un centro penal, y estaban hablando así:

-Creo hermana Renacuajo que nuestro canto nocturno molesta a los que viven en aquel infierno llamado “Centro de Rehabilitación”.
-Yo pienso lo mismo hermana. Pero no olvides que ellos también nos molestan todo el día con sus gritos y algarabía.
-Más no debemos olvidar de croar de noche lo menos posible. Pobrecitos, están preocupados con el nuevo decreto que salió en la Gaceta Oficial.
-¡Caramba! ¿Cuál decreto?
- Es un decreto de ley que dice que los van a valorar cada dos años y no cada seis meses como era tradicional.
- ¡Ah ya! Comprendo. Con razón están tan irritables; tampoco debemos olvidar que nosotras no tenemos la culpa de sus desgracias. Deberían de hablar menos y actuar más expresando su inconformidad…
- ¿Pero cómo? Siempre mandan cartas y nunca les responden. A ellos no les hacen caso.
- Podrían hacer huelgas, quemar colchones y gritar como unos condenados demonios. Así los escucharán los medios de comunicación que todo lo informan.
- ¡Qué rana más tonta eres! ¿No te das cuenta quién manada aquí? La ley es ciega y las falsas tradiciones castigan al débil cuando cae… y perdonan al fuerte.
-Sí René, pero ¿qué me dices del político, charlista, polemista y principalmente de ese predicador vocinglero que llega a estas tranquilas orillas a perturbar el cielo con sus discusiones, voceríos y barahúndas porque no los ayudan?
-Todo lo que dices, querida hermana, es cierto; pero nosotras debemos demostrar ser mejores y con más sentimientos que los hombres. Guardemos pues nuestras cantilenas en el corazón. Callemos tres noches en duelo por sus pesares…

Y fue así como las dos ranas guardaron silencio por tres noches seguidas, conforme acordaron. Pasadas las noches sucedió una cosa extraña, los inquilinos del centro penal se preocuparon por el silencio de la acequia; y uno de ellos le gritó al otro:

-Durante las noches pasadas no pude cerrar los ojos. Antes me dormía con las voces de las ranas, ahora estoy intranquilo porque algún suceso nefasto les debe de haber pasado. ¡El insomnio me vuelve loco!

Las dos ranas que escucharon las palabras del reo se miraron.

-A mi también me pasó igual querida hermana- dijo Renacuajo- el silencio de la noche es muy pesado para nosotras. Ahora veo que ya no hace falta callar ni dejar de cantar para tranquilidad de quienes deberá el bullicio llenar el vacío de su vida.

John Jairo



Cárcel


En el mezquino lecho
de cárcel solitaria
fiebre lenta
y voraz
me consumía,
cuando sordo a mis quejas
rayaba apenas en las altas rejas
el perezoso albor de nuevo día.

De plantas cautelosas
el insólito rumor hiere mi oído;
los vacilantes ojos
los clavo en la ruda puerta
aterrorizado.

Del súbito crujir de sus cerrojos
y del repugnante gesto
de los fieros guardianes
que con bastón en mano
se acercan
al recuento diario
con sádica expresión.

Esta morada indigna,
que tu respeto y virtud deshonra
osas pisar
amada mía
ángel consolador, doncella amada.

¡Oh triunfo!
¡Oh gloria!
¡Oh celestial momento!

Bella es tu juventud en sus albores
como en campo de rosas del oriente
tu mirada vivaz es de paloma
que despierta en mi alma
un ansia ardiente
de adoración perpetua.

Libertad preciosa
lágrimas que se pierden
en la suavidad de mi piel
amargas y dulces
como el amanecer
de un día lluvioso.

Soy como un velero en la tormenta
incapaz de avanzar
frágil y desconocido es mi destino
la soledad que inunda mi alma.

Náufrago sobreviviente
en una playa desierta.
Sé que existo,
sin embargo no tengo vida.

El vacío como un huracán
arrasó ilusiones, sonrisas
los suspiros con olor a miel
y fruta fresca.

¿Qué es la muerte sino la ausencia de dolor?


John Jairo


¿Qué es poesía?


Si me piden definir la poesía, diría que es el cristal a través del cual puedo mirar algo bueno, positivo y hermoso a mi alrededor, aún estando en este basurero… y aunque solo encuentro maldad y perdición, lo puedo transformar con poesía.
Entonces
¿qué es poesía?

¡Magia!

Y cuando escribo soy un alquimista que aburrido de transformar el plomo en oro, transformo la soledad de la prisión en esperanza.


Laureano



Mi escuela


Creo que en este lugar yo he aprendido cosas muy buenas. Es un lugar muy especial. Sobre las clases de los viernes, me gusta venir para aprender poesía (a pesar de que estoy en primer grado de la escuela).
Las clases me han servido para escribir una carta de amor y para escribirles a mis amigos sobre poesía. Creo que la poesía son sentimientos, son emociones, es amor, es cariño. La poesía es muy bonita.

Eduardo


Libertad


¡Oh libertad preciosa!
no comparada al oro,
ni al bien mayor
de la espaciosa Tierra.
Más rica y más gozosa
que el tesoro
que el mar del sur
entre su nácar sierra.
A mis soledades voy
de mis soledades vengo,
porque para andar conmigo
mis pensamientos bastan.
“Solo sé que no sé nada”
dijo un filósofo.
No me precio de entendido
de desdichado me precio;
pues abarcando mucho
mi libertad he perdido.
Ven termina la miseria
de un pecho acongojado
¡Imagen de la muerte!
Después de ella, eres el bien mayor
Del desgraciado.

John Jairo



Mi presente


Hoy platiqué con mi presente.
Me dijo que mi horizonte
sólo de noche se ve,
que mi medio día
es un eclipse lunar,
que mi foco
no tiene pilas,
que la noche es la parte más clara
ya que en ella sueño.
Veo la luz que encandila,
mi presente se opone
a que el futuro lo desplace.
Me dijo que nunca
una flor se abrirá
una fruta madurará…
El presente dijo
que su yunta es la realidad
y la realidad ocurre
ahora.


Humberto



Pienso…

I

Porque la semilla está puesta
sembrada
en tu pecho y en tu mente
y sé que la razón es esta
de porque piensas en mí
constantemente.

II

Porque tu voz dulce resuena
y tu imagen aparece de repente
tu cara linda y serena
me recuerdan a ti
constantemente.

III

Y el viento entre los cipreses
aúlla cantando tu nombre
pues eres tentación de todo hombre
y eso me hace dudar a veces,
pero el corazón vence a la mente,
el sentimiento sobre la razón
y herido de muerte mi corazón
piensa en ti
constantemente.

IV

El río desembocando al mar
la luna brillando eternamente
y nuestros deseos de amar
en tu corazón y en mi mente
no nos dejan descansar
pues nos recordamos
constantemente.

V

Y cada gota de sangre ardiente
de mi corazón malherido
es un recuerdo adherido
pues pienso en ti
constantemente.

Tachi

domingo, 7 de enero de 2007

Los amigos


Prometí no hacer demasiado personal este espacio, por tal razón eliminé algunas entradas, sin embargo se me desborda el alma y hay cosas que simplemente no me las puedo guardar.
Mis amigos Naty y Daniel son grandes artistas, disfrutan mi locura cada instante. Naty es bailarina de flamenco y periodista, Daniel es el mejor bailarín del país, tiene un cuerpo estéticamente "perfecto" sobre el escenario.
En esta ventana que comparto estábamos celebrando los 23 años de Naty. Es una amapola, una mujer de carácter fuerte y belleza en proceso de descarga, como el aroma, como su especie aterciopelada de miradas intensas y océanos.
Mis amigos son fundamentales para tomar decisiones; son aquellos que como bien dijo Paz en su ensayo "La llama doble" conocen lo bueno, lo malo (se ríen de lo malo), te aconsejan. Creo, y nuevamente introduzco la palabra, en la transparencia, por eso he tenido tanta suerte de rodearme de personas que me complementan. Se trata de ser auténtico. La amistad es, definitivamente, la forma más pura del amor.

viernes, 5 de enero de 2007

¿Qué tan libre es un "amor" que nace para sanar las heridas de otro?

Por ahí me hicieron esa pregunta...


Se elige o no la ruta. Las ciudades están, uno llega a visitarlas por elección, accidente, coincidencia, porque ocupábamos exilio o porque decidimos aventurarnos y andar. Podemos inventar edificios, cercar terrenos, desnudarnos, volvernos dictadores o esclavos.

El amor me agarra desprevenida. Me dan miedo los aviones, pienso que me voy a estrellar; de ahí que haya viajado tantas veces, que no me importe abrocharme el cinturón y repetirme, durante el vuelo, la tragedia. Un amor no aplaca otro. Es libre realmente cuando existe transparencia, cuando podés hablar con tu amigo / amante / esposo / cómplice, cuando el pasado no se define como "fantasma". La vida es un mapa. Son ciudades las que surcamos, independientemente de qué tan rica o cuán poblada esté.

Si un amor nace para "sanar" otro amor o para salir huyendo estamos jodidos. También he estado en ese avión y jamás llega uno a su destino.

En fin,
es tan complejo esto de amar.

martes, 12 de diciembre de 2006

Se me ocurrió la gata idea de subirme a la copa de un árbol...

y era tan alto.

Los gatos no sabemos cómo bajarnos
hasta que llegan los bomberos.

jueves, 7 de diciembre de 2006

El fin del mundo

Hice un comentario del principio, es decir Tortuguero.


El fin queda en Chile, hacia el norte, en un lugar llamado "el Valle del Elki". Está contenido en la piedra del Guanaco. Las montañas bordean su energía. Verde sólo los viñedos, todo lo demás cuarzo y arena. El fin queda en la falda donde revienta la luna; la noche un castaño, manto agujereado por lanzas. Yo estuve ahí, la luz me atravesaba cerro a cerro.

También lloré; rejunté piedras -empecé la costumbre de la que recién me entero-. En cada piedra un rostro... en cada rostro inmensidad.

De ahí mis amores minerales -otra vez con el amor, pero sin amor...-.
La tierra, el amor como la tierra, el amor puro de las piedras.